EFICIENCIA ALIMENTARIA TOTAL

EFICIENCIA ALIMENTARIA TOTAL

Topigs Norsvin considera la eficiencia a lo largo de toda la cadena de producción como el rasgo más significativo de eficiencia alimentaria. Ser capaces de definir la Eficiencia Alimentaria Total nos ayuda a identificar los caracteres a seleccionar más importantes y a priorizar esfuerzos en investigación. También es útil a nivel de granja para identificar puntos de actuación. A continuación describimos el papel que juega la Eficiencia Alimentaria Total en la producción.

 

Eficiencia en lactación

Hemos desarrollado un carácter para medir la eficiencia en cerdas: Eficiencia en lactación. Al considerar capacidad de ingesta o eficiencia alimentaria de las cerdas, el periodo de lactación es la fase más relevante. La lactación es una fase crítica en la vida tanto de lechones como de las cerdas.

Una elevada y continua capacidad de ingesta de las cerdas durante la lactación asegura un buen comienzo de la vida productiva de los lechones, una buena perspectiva para el siguiente ciclo de la cerda y menor necesidad de mano de obra. Actualmente la capacidad de ingesta de las cerdas durante la lactación no es suficientemente elevada para las necesidades de grandes camadas; Desde el punto de vista del productor, las cerdas en lactación deberían tener un consumo elevado y continuo de pienso y ser capaces de transformarlo en leche para sus lechones de manera eficiente.
Estudios recientes muestran que los denominados rasgos característicos del rendimiento en lactación (capacidad de ingesta en lactación, eficiencia en lactación, pérdidas de peso y grasa dorsal durante la lactación, producción de leche, entre otros) muestran una variación genética suficiente para ser explotada y correlaciones genéticas favorables. Recientemente se ha descubierto que la Eficiencia en Lactación en cerdas, por ejemplo, es, a grandes rasgos, el mismo rasgo que el que caracteriza el consumo residual de pienso en animales de cebo.
El peso adulto de las cerdas tiene también un gran impacto en la Eficiencia Alimentaria Total. De manera que, las investigaciones actuales se centran en las consecuencias de las diferencias en el peso adulto de las cerdas. Este tipo de información no sólo se usa para análisis genéticos, al Equipo de Alimentación de Topigs Norsvin también para desarrollar y mejorar los manuales de alimentación para los diferentes tipos de cerdas y su descendencia.

Animales vigorosos

Las bajas de animales no-vigorosos son negativas para la Eficiencia Alimentaria Total, ya que han consumido pienso, incluso antes de nacer y no contribuyen a “pagar su deuda” posteriormente. Vigoroso, en sentido positivo, identifica a un animal preparado para afrontar la vida, sano y con “hambre”. Y si, el hambre es bueno. Un animal debe necesitar comer antes de poder crecer. Los animales no-vigorosos crecen despacio, están más expuestos a enfermedades y son más sensibles a los cambios de temperaturas. Dentro del programa de mejora genética, se recogen datos de manera continua sobre: traspaso de lechones y registro de plazas de finalizadores. No es una tarea fácil, pero es relevante.

La suma de la información individual de todos estos animales, combinada con el pedigree y la información genómica, genera un enorme caudal de información. Los análisis genéticos muestran claras diferencias entre familias. Se ha podido validar que los valores genéticos son capaces de predecir la capacidad de supervivencia. El registro individual de plazas permite estimar los efectos sociales, que a su vez están relacionados con las diferencias en el comportamiento. Estamos trabajando de manera continua en reforzar nuestros puntos básicos, p.e., protocolos de recogida de datos sobre vitalidad y la tecnología utilizada para analizarlos.

Longevidad de la cerda

La Eficiencia Alimentaria Total se trata optimizar incluso los puntos más insignifcantes de la cadena de valor. Esa es la razón por la que, por ejemplo, la longevidad contribuye a una mejoría en la Eficiencia Alimentaria. Una reducción del índice de conversión del 50% al 40% es comparable a un incremento de nacidos vivos de 25 a 25,5, o una reducción de 236 a 234 kg de pienso por animal de cebo. Un incremento en la longevidad tiene una contribución, aunque pequeña en la mejora de la Eficiencia Alimentaria Total, ya que eleva el número de lechones por camada y por cerda (puesto que las cerdas de partos avanzados producen más lechones comparado con cerdas en el primer o segundo ciclo).
La longevidad también contribuye a incrementar el beneficio, ya que se reducen los días no-productivos de las cerdas. Estamos aumentando la longevidad mediante la selección de, entre otros aspectos, mejores aplomos y pezuñas. Una mejora de estos rasgos influenciará de manera positiva la tasa de mortalidad de los animales durante el cebo. También aspiramos a seleccionar frente a tolerancia a enfermedades, ya que además de incrementar la longevidad, reducirá la mortalidad en todos los puntos de la cadena productiva.
Topigs Norsvin tiene diferentes proyectos de investigación en marcha que aspiran a incrementar la longevidad, a través de múltiples aproximaciones, algunas de ellas operativas y otras aún en desarrollo.  Las operativas son la inclusión de los caracteres relacionados con la longevidad de las cerdas, la conformación y las cojeras en los objetivos de selección y en el Índice de Bienestar Animal.  Nuestras investigaciones van encaminadas a disminuir la mortalidad de las cerdas y de los animales de cebadero mediante fenotipado de alto rendimiento, especialmente en poblaciones a nivel comercial y búsqueda soluciones óptimas para medir la resiliencia a enfermedades general y específica.

 

Eficiencia en cebo

La genética Topigs Norsvin persigue el menor índice de conversión posible en la cadena: Eficiencia Alimentaria Total. Obviamente, seleccionar en este sentido, incluye la eficiencia en cebo. Con nuestra genética somos capaces de proporcionar los animales más eficientes. Nuestros esfuerzos en I+D+i continúan enfocados en la mejora de la Eficiencia Alimentaria Total. Con el incremento de los costes de alimentación, esta puede ser la llave para lograr beneficios en el futuro.

En los cebaderos, el rendimiento debe ser optimizado a nivel de corral, ésta es la unidad de referencia que utilizamos para nuestra investigación. Ganancia media diara, consumo medio diario y como consecuencia índice de conversión están sujetos a las interacciones entre los individuos alojados en el mismo habitáculo.
Aún no se conocen bien las consecuencias de las variaciones genéticas de estos valores genéticos estimados, a cuyo conocimiento podría contribuir la grabación en vídeo. Mientras se desarrolla la toma de imágenes en vídeo de manera automática para cuantificar la actividad y las interacciones entre animales, queremos usar estas imágenes de manera simultánea para estimar el peso de los animales. El registro de pesos reiterativos se usará para implementar curvas de crecimiento en los programas de mejora genética para, por ejemplo, seleccionar animales aptos para elevados pesos de matadero. Además, permitirán optimizar estrategias de alimentación para grupos específicos, dotando de contenido a la alimentación de precisión.
Dentro de estos proyectos, se va a prestar especial atención a los animales cruzados. De todos los caracteres, el de la eficiencia alimentaria seleccionada en las líneas puras es el que muestra una menor expresión en animales cruzados. El objetivo final es el desplazamiento de nuestros índices de selección hacia rasgos medidos en animales cruzados.  Mientras tanto, estamos implementando también la teoría de la genómica de “un solo paso” para los animales cruzados, para impulsar la confiabilidad de los valores genéticos.

Baja mortalidad en cebo

La eficiencia alimentaria en cebo es un aspecto vital de la producción porcina y el objetivo principal de nuestro programa genético. Topigs Norsvin persigue la menor conversión posible a lo largo de la cadena: Eficiencia alimentaria Total. Evidentemente, la selección por Eficiencia Alimentaria Total incluye la eficiencia en cebo. Así mismo, selección por longevidad de la cerda, eficiencia en lactación, lechones vigorosos y mortalidad en cebo están incluidos en nuestro programa de selección.

Con nuestra genética garantizamos la mejor eficiencia en porcino. Nuestros esfuerzos en I+D siguen estando enfocados en mejorar la Eficiencia Alimentaria total, lo que ayudará a nuestros clientes a conseguir beneficios en el futuro a pesar del incremento del precio de los cereales.
En los cebaderos, el corral es la unidad de interés en la que el rendimiento debe ser optimizado, esta es la razón por la que nuestro desarrollo se centra en la mejora del rendimiento por corral. De manera que la ganancia media diaria y el consumo están sujetos a las interacciones de los animales en su alojamiento. La comprensión de las consecuencias de las diferencias genéticas en esta estimación de valores genéticos es aún muy limitada. Mientras desarrollamos la toma de imágenes automáticas para cuantificar la actividad y las interacciones entre animales, simultáneamente podemos usar los fotogramas que obtenemos para estimar el peso de los animales. La repetición de observaciones se usará para implementar curvas de crecimiento en nuestro programa genético, por ejemplo, para seleccionar animales aptos para mercados de elevado peso al matadero. Por otro lado, también será útil para optimizar las estrategias de alimentación y aportar una base para la alimentación de precisión.
En el marco de estos proyectos, se va a prestar especial atención a los animales cruzados. De todos los rasgos, la eficiencia alimentaria es el caracter que muestra menor expresión en la descendencia de animales puros seleccionados. El objetivo final es pasar a incluir en los objetivos de selección rasgos recogidos en animales de cebo. Mientras tanto estamos implementando la teoría de la genómica de un solo paso para animales cruzados para impulsar la fiabilidad de estos valores genéticos.